martes, 11 de diciembre de 2012

Poderes y Órganos Familiares. (Tema 4)

Poderes Familiares.
Como concepto de los Poderes familiares, podemos decir que es un poder jurídico o facultades atribuidas por la ley a miembros de la familia, a extraños o a órganos del Estado con el objeto y finalidad de lograr, consolidar y mantener la organización familiar.

Es decir, dentro del campus del Derecho de familia, nace una nueva concepción más detallada; la potestad, que constituye de manera subordinada, el lado activo de la relación familiar.

La Potestad, es representada por un predominio sobre la persona, a favor de determinados miembros u órganos de la familia, siempre buscando el beneficio y la estabilidad del grupo familiar. Los poderes familiares no se dan solo en los casos de patria potestad o la tutela, ya que no enmarcan solo a los representantes de los incapaces. Su contenido es muy amplio, tanto a las personas que pueden ejercerlo como en la naturaleza del poder mismo.

La familia no solamente es el agente reproductor de nuevas generaciones en el marco del Derecho y la educación, sino también es el centro motor de formación de individuos para determinar las características del organismo social, mayor que la sociedad la familia también se convierte en el grupo de referencia más duradera e influyente para la comunidad de donde todo lo social se hace relación con la familia.

En relación a esto, los poderes familiares, siempre serán los pilares fundamentales basados en las facultades y potestades, para crear, modificar, exigir, extinguir, proteger y fiscalizar situaciones jurídicas dentro del contexto, atribuido a la familia, a extraños a la misma, y a los órganos del Estado, con el único objeto de consolidar, mantener, solidificar y unificar la organización familiar. La finalidad de todo Poder Familiar, es consagrar los intereses superiores de la familia.

Los poderes familiares tienen cinco características indispensables, las cuales son:
  • Los atributos a los órganos familiares por la ley con la finalidad fundamental de lograr y mantener sólidamente la organización familiar y deben ser ejercidos orientándolos a ese objetivo.
  • Su identificación con el objeto de función, con la finalidad de consagrar los intereses de la familia. 
  • La función que debe ejercerse, cuando el no uso, la falta de ejercicio o simplemente el mal uso de dicho poder por las personas ocurre, se produce su desaparición; caso contrario ocurre cuando se renuncia al mismo debido a que siempre el interés familiar resulta protegido a merced de esa renuncia. 
  • La no necesidad de respuesta de la persona sometida al poder familiar. 
  • La forma uniforme y única por las normas imperativas e inderogables.
Clasificación de los Poderes Familiares.
Aunque algunos autores tienen diferente clasificación de los Poderes Familiares, Antonio Cicu los divide en dos ramas:
  • Poderes en Sentido Propio.
Son aquellos poderes que son plenamente ejercidos de manera directa por el órgano investido.

- Poder de Constituir, modificar o extinguir relaciones jurídicas familiares.
- Poder de Decisión y Ejecución en orden al cuidado de la persona y bienes del incapaz.
- Poder de Fiscalización.
- Poder de Vigilancia.
- Poder Consultivo.
- Poder Conferido por Motivos Individuales.
- Poder No Conferido por motivos individuales.

Órganos Familiares.
Son todas aquellas personas o entes a los cuales la legislación facultad e inviste de poder, para de esta forma lograr así la consolidación del grupo familiar; es decir, toda persona, funcionario público, todo ente privado o público, al cual se le atribuye un poder en relación al derecho de familia, es un órgano familiar.

Clasificación de los Órganos familiares.
Los Órganos Familiares se clasifican de acuerdo a su constitución en Individuales, que son de carácter particular o funcionarios públicos, a quienes exclusivamente el derecho les reconoce un poder familiar, como son el padre, la madre, el abuelo, el hermano, el tutor, entre otros. Y en Colectivos, que son entes públicos o privados, a los que el Derecho les ha encomendado el cumplimiento de un poder familiar. De acuerdo a su Carácter, se dividen en Públicos, que son aquellos que desenvuelven una función estatal en relación con la familia, subdividiéndose en Judiciales, que administran justicia en lo que a la familia respecta, y Administrativos, aquellos a los que el Derecho otorga poderes familiares que no impliquen administración de justicia, pues no tienen potestad jurisdiccional. Privados, que son cuerpos formados por particulares a quienes el Derecho le otorga la facultad orientada a consagrar los intereses superiores de la familia.

Ahora bien, los principales órganos familiares, de carácter privado son los padres, quienes tienen la Patria Potestad, el poder de representar al hijo concebido pero no nacido, y la facultad de oponerse al matrimonio del hijo aunque sea mayor de edad. Los abuelos por su parte pueden autorizar el matrimonio de sus nietos mayores de 16 años pero menores de 18, y de sus nietas, mayores de 14, y menores de 18. Otros consanguíneo y los afines tienen pocos poderes pero no se les resta importancia, mientras que los cónyuges, tienen el derecho de demandar la nulidad del matrimonio, la separación de los cuerpos y el divorcio; el tutor proteger la persona y los bienes del pupilo; el protutor se encarga de representa al niño, niña o adolescente en aquellos casos en que sus interés estén en oposición con los del tutor y el curador, asiste al curado en todas las relaciones patrimoniales en que intervenga o bien los limita a actuar en determinados actos.

Mientras que los Órganos Familiares de carácter públicos, están englobados en el Estado, quien se reserva para sí mismo, con su poder de imperium una serie de poderes familiares que actualiza mediante autorización, ratificaciones o sustituciones en ciertos niveles de facultad. La ejecución de estos poderes se verifica a través de órganos judiciales o administrativos.

Diferencias entre Poder Familiar y Órgano Familiar.
1.- Los poderes familiares son atribuciones normas o potestades que van dirigidas hacia la familia, es decir, que su ámbito de aplicación se va a localizar en el grupo familiar como tal.

Los órganos familiares son los canales que se van a utilizar para llevar a cabo estas atribuciones o normas dentro del ámbito familiar, vale decir, estos son los titulares de los poderes familiares, los ejecutores de estas normas.

2.- Las personas sobre la cual recae estas normas, atribuciones o potestades, pueden o no tener capacidad de respuesta, es decir, pueden ser incapaces como capaces, gozar de pleno entendimiento o no.

Los que ejercen esta función (órganos familiares) deben ser personas plenamente capaces y aptas desde todo punto de vista civil, con pleno conocimiento de discernir.

3.- Deben ejercerse, si no tienden a desaparecer, ya que si se tienen unas normas específicas, como por ejemplo, si está establecida una hora especifica de llegada al hogar (09:00pm), si esta norma no se practica, tiende a desaparecer.

Los órganos familiares siempre permanecen, y en virtud que alguien deje de ejercer estas funciones, es asumida por otro, es decir siempre van estar presente de una u otra forma.

4.- Los poderes familiares son aplicable a personas perteneciente a grupos de familias en particular, es decir cada grupo familiar tiene establecida sus normas internas específicas, que pueden ser diferentes a las normas que tiene establecida otra familia.

En los órganos de familia pueden actuar tanto personas pertenecientes a ese grupo de familia en específico, como pueden actuar personas en particular, como por ejemplo los funcionarios públicos que tienen funciones relacionadas con el núcleo familiar (un Juez en materia de niños y adolescente).

5.- Los poderes familiares son potestades, facultades capaces de constituir, crear, modificar, extinguir, proteger o fiscalizar, situaciones jurídicas familiares.

Los órganos familiares son personas, ya sean miembros de las familias, particulares o extrañas a ella, a los que la ley atribuye estas facultades o potestades.

Finalmente se deduce que el poder y las organizaciones familiares se establecen entre los miembros de la familia y el Estado, y su finalidad es la protección a la organización familiar en beneficio de ella y la sociedad. El poder familiar es ejercido mediante órganos que deben buscar que la familia o sociedad de personas de carácter consanguíneo o afín, alcancen el mayor de los grados de bienestar. Para alcanzar este bienestar se requiere la atención de los miembros de la familia interna y profundamente y por supuesto, que el Estado continúe en su búsqueda por la satisfacción e integración de la familia de forma correcta y solidaria.

Bibliografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada